lunes, 4 de marzo de 2013

Tres años

Hoy es el cumple de Lucía. Tres años, tres. La verdad es que ya es toda una niña, pequeñita, pero una niña que nada se parece al bebé que conocimos. Crece alegre y feliz, junto a su inseparable hermana. Aquí están las dos juntas soplando la vela, que no tardó mucho en apagarse. Ha sido un día muy bonito, puesto que aunque los mocos y tos propios de la estación siguen ahí, Lucía se pasó todo el día hablando de su cumple y de su tarta y regalos. Esta mañana incluso se cantó a ella misma el cumpleaños feliz.

viernes, 5 de agosto de 2011

Hace ya un año



El día 3 se cumplió el primer año de nuestro encuentro con Lucía. ¡Qué rápido pasa el tiempo! Aún parece que fue ayer cuando te trajeron en brazos al salón de actos del orfanato y te cogimos por primera vez. La verdad es que aún nos emocionamos recordando el momento. Desde entonces, has cambiado bastante. Sólo hace falta comparar el antes y después en fotos. Seguimos disfrutando contigo y con tu hermana, con la que ya juegas bastante, como se puede ver en estas últimas instantáneas. Hemos hecho una pequeña fiesta de celebración con tus primos, que al fin y al cabo son con los que juegas en este agosto que de veraniego aún tiene poco. Esperamos poder seguir celebrando muchas más cosas contigo y con tu hermana.

lunes, 14 de marzo de 2011

Primer cumpleaños




Lucía, el pasado 4 de marzo cumpliste tu primer año de vida. Por ello, la celebración fue a lo grande, con tarta, vela y mucho chocolate. Soplar no soplaste nada pero tus primos lo hicieron por tí. Al coincidir esa fecha con los Carnavales te hemos disfrazado de pollito. Creemos que lo pasaste muy bien estos días por las calles de Orense, al igual que tu hermana.
Por cierto, te pareces ya muy poco a la pequeñaja que recogimos en Vietnam. Aunque no andas aún, gateas por toda la casa a una gran velocidad y eres muy hábil levantándote y agarrándote a cualquier cosa. Además te gusta estar de pie. Estamos muy contentos porque comes y duermes muy bien, aunque desde hace poco notamos que te enfadas bastante cuando te sentamos en la silla de paseo. Cada vez te gusta menos estar atada.

jueves, 26 de agosto de 2010

El encuentro



Hay encuentros felices, desencuentros y encuentros indiferentes. La verdad es que yo encuadraría en este último grupo la primera vez que Carmen y Lucía se vieron. Sin embargo, las cosas mejoraron con el paso del tiempo. Primero comenzaron las risas y luego los besos. A día de hoy, diría que se llevan bien, pese a pequeños encontronazos en la silla gemelar. Creo que serán muy buenas hermanas y amigas.

Llegada de los campeones ¿o no eran?

Grabar un vídeo al mismo tiempo que empujas un carro lleno de maletas y mientras te dan besos de bienvenida es algo complicado. Además, la emoción no me permitía pensar con serenidad ni enfocar bien. Sé que suena a excusa pero sirve para justificar la calidad del mismo. Sin embargo, creo que merece la pena colgarlo como homenaje a todos los que nos habéis seguido en nuestro viaje. No sé cómo no nos desalojaron del aeropuerto.

martes, 17 de agosto de 2010

Apoteosis

Menudo recibimiento!!!! La verdad es que después de más de 30 horas de viaje y con tres y media de retraso por culpa de las pistas de Barajas y tras recibir un trato de Spanair más que discutible, los ánimos estaban algo bajos al llegar a Alvedro. Duró poco. Nada más acercarnos a la zona de recogida de equipajes oímos los primeros gritos reclamando ver a Lucía y Xan. La salida por la puerta de llegadas de la terminal será algo que no olvidaremos nunca. Los gritos, pancartas, flashes y demás eran los habituales para recibir a famosos, deportistas y similares. Nosotros no lo éramos pero lo parecíamos.

Confieso que tantas muestras de cariño nos emocionaron y nos hicieron llorar. Fue algo apoteósico.

Además, el recibimiento fue por partida doble. No deja de ser curioso que te reciba con tanto cariño gente a la que apenas conoces. Vaya familia más impresionante tienen también Luis y María (bueno cada uno tiene la familia que se merece). Una vez más, me alegro de haber viajado con vosotros. Todo fue mucho más fácil.

Muchas gracias a todos por hacernos sentir tan felices!!!. Muchas gracias por apoyarnos en nuestro largo camino!!!. Muchas gracias por estar ahí, acompañándonos en todo momento!!!. En fin, muchas gracias por estar a nuestro lado estos trece días pese a los miles de kilómetros de distancia.

Sin duda, hemos vivido una experiencia inolvidable, algo que marcará para siempre nuestras vidas y donde vosotros habéis jugado un papel imprescindible. Ahora, a disfrutar con Lucía!!!!

viernes, 13 de agosto de 2010

Volvemos a casa


Han sido 13 días muy intensos. Echando la vista atrás hemos pasado de la emoción de la llegada a Hanoi, a los nervios del encuentro con Lucía, la felicidad de traerla al hotel con nosotros, los pequeños problemas médicos, los bajones de ánimo al recordar a Carmen... Uf, cuántas cosas!!!!!

En todos estos días también nos hemos acordado de todos los que desde la lejanía habéis estado tan cerca (y no sólo por veros en el Skype). Sabemos que tenemos una gran familia pero aún así nos ha emocionado tanto cariño recibido. Muchas gracias a todos!!!!!!!!!!!!!!!!!!.

No quisiera olvidarme, en el capítulo de agradecimientos, de nuestra pareja de andanzas por estas tierras, Luis, María y nuestro Xan (no descarto que dé mi visto bueno a una futura relación entre él y Lucía). Ha sido una suerte coincidir con ellos. Todo se ha hecho más fácil gracias a lo bien que hemos conectado. Nos hemos hecho compañía mutuamente, hemos reído juntos, hemos llorado juntos, hemos compartido emociones y creo que difícilmente nos olvidaremos pese a no habernos conocido hasta ahora.